REAL DECRETO 1631/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria.

El pasado día 5 se publicó en el BOE el Decreto por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la ESO. Más adelante tendremos ocasión de comentar diferentes aspectos del mismo. Algo que me ha parecido muy significativo está recogido en la Disposición adicional segunda y se refiere a la enseñanza de la religión. Se dice literalmente en la citada disposición que ” Los centros docentes dispondrán las medidas organizativas necesarias para proporcionar la debida atención educativa en el caso de que no se haya optado por cursar enseñanzas de religión, garantizando, en cada caso que, la elección de una u otra opción no suponga discriminación alguna”. ¿Significa esto que ahora ya no va a ocurrir lo que viene ocurriendo en muchos centros y que consiste en agrupar, por una parte, a los repetidores y alumnos con necesidad de refuerzo de mates o lengua con los hijos de padres ateos y, por otra, a los alumnos más motivados y con mejor expediente académico con los hijos de padres devotos? o ¿tal vez significa que ahora los equipos directivos de centros públicos laicos exigiran que todo el alumnado curse religión para así asegurarse que no va a haber discriminación? El tiempo lo dirá. Pero, bromas aparte, algo hay que hacer para evitar que los padres y madres piensen que tienen que matricular a su hijo en religión para que esté en una buena clase.

Anuncios

Un pensamiento en “REAL DECRETO 1631/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria.

  1. Jacobo

    Parece mentira que todavía no tengamos resuelto en nuestro país la cuestión del adoctrinamiento religioso en la escuela. Da pena tener gobiernos, como todos los que hemos tenido, incapaces de resolver de una vez por todas este problema.

    Decía Francisco Giner de los Ríos que a la religión había que eliminarla de los centros docentes, tanto públicos como privados: de los primeros, debía sacarla la ley; de los otros, el sentido común.

    Dado que este Gobierno está siendo con el clero tan cobarde como los anteriores y que, al final, vamos a tener que soportar a los catequistas en nuestros claustros, quizás la mejor opción sea dejar en casa a los alumnos que no vayan a ser adoctrinados en creencia alguna. Otra opción sería poner todas las clases de adoctrinamiento por la tarde pero, a ver quién le pone el cascabel al gato.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s