¿De qué hablamos los edubloguers?

abierto.gif

La mayoría de las veces los Edubloguers publicamos y conversamos entre nosotros sobre contenidos que no tienen una adscripción disciplinar concreta, sino sobre el proceso educativo en abstracto. Por eso en este artículo se sugiere que los blogs educativos dejen de llamarse edublogs para convertirse en metaedublogs.

Al menos eso es lo que nos propondría un editor aristotélico como Andrónico de Rodas si le fuese concedida la posibilidad de dirigirse a nosotros usando este relativamente joven y al parecer malogrado medio. Es de sobra conocida la agudeza y oportunidad de la denominación que Andrónico de Rodas acuñó para referirse a los legajos aristotélicos que no versaban sobre ningún ente en concreto, sino sobre el “ente en cuanto ente”. Si los tratados sobre Física se encargaban del estudio de la Naturaleza (physis), parece obvio pensar que el estudio del “ente en cuanto tal”, lo que el propio estagirita llamó “filosofía primera”, se denomine metafísica, del griego metá (más allá) y physis (naturaleza). Este es, y no otro bastante más peyorativo, el sentido que pretendemos recuperar cuando nos referimos a metaedublogs.

Así pués, para que un blog pueda ser considerado un edublog, tendría que afrontar un proceso de enseñanza-aprendizaje que, como es obvio, contase con individuos de carne y hueso, ubicados en unas circunstancias socioculturales concretas y no sólo con entidades abstractas y metaeducativas del tipo “enseñanza de procesos”, “educación”, ”retroalimentación crítica”,”comunidades de aprendizaje” “procesos de conocimiento dialógicos“ o “papel facilitador del profesor en un espacio de libertad”. Reflexiones importantísimas estas últimas, sin las cuales todo proceso de enseñanza- aprendizaje es ciego, pero que quizá no serían del agrado de nuestros estudiantes, en el improbable supuesto de que se aventurasen a leer nuestro metaedublog.

A pesar de lo expuesto, existen evidencias que permiten afirmar que, además de metaedublogs, hay en la blogsfera blogs educativos, aunque para evitar omisiones lamentables, no vamos a citar ninguno. Nos vamos a limitar a señalar algunas carácterísticas de ambas categorías:

Metaedublgs:

  • Sus contenidos se publican pensando, frecuentemente, en otros educadores, no en estudiantes.
  • Los protagonistas de las experiencias educativas que se comparten suelen ser educadores.
  • Las entradas o post las realizan, normalmente, los educadores.
  • Abundancia de comentarios endogámicos y/o aduladores (aunque no siempre es así): “ Como publica mi amigo tal…, me alegra verte de nuevo por aquí, me gusta lo que propones, ahora mismo te enlazo,…”
  • Abundancia de material gráfico en detrimento del escrito.
  • Esnobismo narcisista: algunas veces se publica pensando más en la novedad que en la utilidad.
  • Blogoegolatría: idolatría de la propia identidad virtual.
  • Ausencia casi absoluta de material de aula, aunque como siempre hay excepciones.

Edublogs:

  • Sus contenidos se publican pensando casi siempre en los estudiantes de una o varias aulas concretas.
  • Los protagonistas de las experiencias educativas que se comparten suelen ser los propios estudiantes.
  • Existen entradas y /o comentarios de estudiantes con privilegios de colaboradores o autores.
  • Predominio de los comentarios productivos en detrimento de los endogámicos y/o aduladores.
  • Alternancia de material gráfico y escrito.
  • Narcisismo centrado en el proceso educativo: “me siento bien porque esto me sirve para mi trabajo con mis estudiantes”
  • Producción de abundante material de aula.

Para terminar, nos gustaría proponer un test para descubrir si pertenecemos a la categoría de edubloger o metaedubloger. Es algo muy sencillo y bastante intuitivo: Se trata de contar cuántas de las presentaciones que hemos publicado en Slideshare han sido elaboradas para nuestros estudiantes. Si son mayoría, somos de los primeros, si no, de los segundos.

Anuncios

2 pensamientos en “¿De qué hablamos los edubloguers?

  1. Olga

    Uhmmm Paco, me parece que me apunto a metaedubloger. Igual puede ser una variante interesante. A ver si me explico. Los blogs pueden tener finalidades muy diferentes. Hay blogs educativos hechos para y sobre todo por y con los alumnos. Un blog educativo que simplemente colgara slideshare no me parece nada interesante, ni participativo. Es otra forma de entregar apuntes, más bien.
    Pero también hay blogs educativos que quieren o intentan potenciar la reflexión y la comunicación entre profesores, y eso conlleva cierta endogamia, llamémosla así, casi inevitable aunque no se debería fomentar. Creo que debería haber de los dos tipos: blogs de clase, con finalidad formativa, y blogs para profesores con la finalidad de compartir novedades, artículos, sitios, difundir iniciativas, o provocar la reflexión.
    La cuestión de la calidad de unos y otros es un asunto diferente: hay por desgracia blogs para alumnos que son intentos fallidos y carecen de vida. Y blogs para profesores que parecen extractos de manuales y no alimentan la participación.
    Desde luego, llevar un blog no es simplemente ponerse a escribir. Es bastante más complicado, pero por lo menos a mi me gusta.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s