Blogadicción y síndrome de abstinencia veraniego

 

 

Hay quien despierta nuestra admiración no sólo por ser un pionero y consagrado blogger, sino también por conseguir ponerse en “modo playa” durante un mes entero. También hay quienes, asociados a la red wifi de su hotel, disfrutan de las vacaciones con la comodidades propias del hogar. Pero, ¿qué hacer si mientras disfrutas con la familia de un modesto apartamento en las costas españolas, por ejemplo, te asalta el síndrome de abstinencia? La visita a algún ciber o biblioteca municipal puede no ser suficiente si precisas varias chutes diarios de banda ancha. Uno para leer el correo, otro para visitar al vecindario virtual, tal vez otro para contribuir a la conversación con alguna creación propia. La solución suele ser recurrir al buen samaritano.

 

Lo que encontrarás a continuación no es una incitación al abuso de lo ajeno, sino un relato en tono de humor sobre cómo hacer partícipe a un buen vecino de lo queJordi Adell ha llamado (gracias Lourdes, por avisarnos) la “sociedad basada en los bits” o sociedad en la que compartir no es perder, sino multiplicar. Una sociedad en la que, a diferencia de la “sociedad basada en los átomos” compartir tu bocadillo de jamón o tu botella de vino no es agotar tan apetecibles viandas, sino multiplicarlas casi infinitamente.

 

Esta es mi propuesta para cuando el wifi de tu portátil no te permita la asociación a ninguna red vecina porque la intensidad de la señal sea insuficiente:

  • Adquirir algún dispositivo (mucho mejor llevarlo como parte de nuestro equipaje) que nos permita detectar una red y posteriormente la asociación a la misma. Existen tarjetas pcmcia que podrían ayudarnos, pero yo he usado un dispositivo wireles Lan que se conecta por USB. (foto 1).

    foto1_1.JPG

 

 

(Antena que viene por defecto)

  • Viene provisto de una pequeña antena omnidireccional de poca potencia, por eso tuve que instalarle otra algo más potente (foto 2) que empezó a darme las primeras alegrías: Al parecer había vecinos que, como decía Jordi Adell, consideran el conocimiento como un derecho y no como una mercancía y que, lejos de esa actitud usurera que nos lleva a encriptar nuestra red, habían decidido dejarla sin codificar y con asosiación DHCP.

foto2.JPG

(Antena más potente que mejora sensiblemente la recepción de la señal)

  • Con la solución anterior ya se puede navegar, pero es posible que necesites más comodidad: Si quieres usar el portátil en una habitación interior, el metro y medio escaso de longitud con que viene el dispositivo anterior te obliga a estar cerca de una ventana y esto no siempre es posible.

  • Lo que necesitamos es una antena wireless de panel (foto 3) para colocar en el dispositivo citado que viene provista de tres metros de cable y que nos permite su instalación en el exterior. Este tipo de antenas presenta el inconveniente de que tiene que estar orientada hacia la fuente de la señal, de modo que con algo de paciencia tenemos que localizar la ubicación del vecino candidato a convertirse en nodo de una red de conocimiento.

foto3.JPG

(Antena wireless de panel colocada en el poste de la antena de TV, adecuadamente orientada)

 

foto4bis.JPG

(Extremo de la antena de panel wireless conectado al dispositivo wireless Lan)

  • Por último, es posible disponer de cables USB de hasta 5 metros de longitud para llevar la señal hasta tu puesto de trabajo.

Aunque pensándolo bien, en ningún sitio como en casa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s