El Pacto Educativo que queremos

El ministro Gabilondo ha entregado hace menos de un mes a las Comunidades Autónomas un borrador para el debate con unas Propuestas para un Pacto Social y Político por la Educación. En las próximas semanas podría decidirse este asunto con las aportaciones de sindicatos, partidos políticos y confederaciones de asociaciones de padres y madres de alumnos y alumnas. Aunque los sindicatos ostentan la representación de un gran número de trabajadores y trabajadoras de la enseñanza, también está en nuestras manos decir qué pacto educativo queremos:

“No es en este momento un texto clausurado, sino que pretende ser el espacio de referencia para definir el necesario debate. En este sentido, tratándose ya de acciones específicas, habrá sin embargo de debatirse y de completarse con las aportaciones recibidas a lo largo de las próximas semanas.”

Propuestas para un Pacto Social y Político por la Educación

¿Estará la blogosfera educativa a la altura de las circunstancias? ¿Se ha extinguido ya la conversación? ¿Usaremos el presente Contexto Tecnosocial para que se sepa cuál es el pacto educativo que queremos o esperaremos a que sea tarde para quejarnos de que no se ha escuchado nuestra voz? En tu mano está…

Si hacemos un poco de memoria, descubrimos que el convencimiento de la necesidad de un Pacto de Estado sobre educación no es cosa de ahora, aunque haya sido en los dos meses últimos cuando hemos sido testigos de declaraciones ministeriales, posicionamientos de sindicatos de enseñanza y valoraciones de confederaciones de asociaciones de padres y madres al respecto.
Corría el mes de noviembre de 2005 cuando el PSOE presentó un documento al PP para alcanzar un acuerdo de ambas fuerzas políticas en torno a un conjunto de principios básicos con respecto a la Educación, con el compromiso explícito de no proceder a modificaciones sustanciales de los mismos cuando estuvieran el el gobierno. Su título, “Compromisos con la Estabilidad del Sistema Educativo Español” no logró mucho éxito ni alcanzó la solemnidad que rodea al Pacto de Estado sobre Educación que se está buscando ahora, pero pretendía igualmente establecer los principios sobre los que se presuponía coincidencia, orillando aquellos aspectos sobre los que era, a priori, más dificil el acuerdo.

Es probable que la conciencia de crisis que en el momento presente habita  en cada uno de nosotros -y la necesidad de afrontarla desde los fundamentos mismos de la sociedad a través de la educación- haya propiciado que el ministro Gabilondo retome el asunto e hiciera entrega el pasado mes de octubre a los sindicatos, coincidiendo con la negociación del Concurso de Traslados, un documento de bases sobre el Pacto sobre la Educación. Este documento fue bien recibido por los sindicatos porque era tan abierto e impreciso que no permitía discrepancias. Y es que, según leíamos en el diario Público el 24 de octubre,

“El Gobierno insiste en empezar a negociar por`lo que une’ a PP y PSOE. Todo lo que, en teoría, separa a la izquierda y a la derecha en su modo de ver la Educación ha quedado fuera”

Esa, por lo visto, era la justificación para que

“La escuela laica, las lenguas cooficiales y los conciertos con centros privados que asedian la financiación de los colegios públicos son las grandes ausencias de la propuesta de partida que ha presentado el ministro de Educación”

Un mes más tarde de que el ministro moviera ficha, la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos, coincidiendo con su VI Encuentro Estatal, entregó a éste un documento con su posicionamiento sobre el pacto educativo. CEAPA en este documento reniega de análisis sesgados y catastrofistas del sistema educativo, aboga por el papel subsidiario de la escuela privada respecto de la escuela pública, la desaparición de la religión de la escuela y la supresión de la selectividad. Aunque también dedica un par de píldoras al profesorado al pedir la evaluación y el control del absentismo laboral del mismo.

Es posible que  en el Ministerio de Educación se recibieran otras propuestas tanto de sindicatos como del propio Partido Popular. Lo cierto es que el 27 de enero, el ministro de Educación plantea a las comunidades sus Propuestas  para un Pacto Social y Político por la Educación. El texto, de 28 páginas, contiene un total de 104 medidas, unas más concretas y otras de declaración de intenciones.

En el resumen del mismo que hacía la prensa destaca  en primer lugar que cualquier cambio normativo que requiera el acuerdo, tendrá que aprobarse en el Congreso con el apoyo de, al menos, dos tercios de la Cámara y, en segundo lugar,  la flexibilidad del último año de la ESO que tendrá carácter orientador, con dos perfiles para los estudios posobligatorios y se organizará en dos opciones: una orientada al bachillerato y otra a la Formación Profesional de Grado Medio.

Sin embargo, a pesar de sus 104 medidas el documento sigue sin hacer ni una sola referencia a la religión en la escuela, ni a las lenguas cooficiales. No obstante, ya es posible encontrar en la propuesta nº 54 referencias a los conciertos para dar una de cal de izquierda (asegurar la equidad en la escolarización de minorías étnicas e inmigrantes) y otra de arena de derechas (favorecer la libertad de elección de las familias). Con todo, parece que el PP mantiene algunas diferencias aparentemente irreconciliables como quitar un curso a la ESO para dárselo al Bachillerato, exámenes de diagnóstico al final de cada etapa, reconocimiento de la autoridad pública del profesorado, la eliminación de la Educación Para la Ciudadanía o la garantía de la enseñanza del castellano en las comunidades bilingües.

Otros documentos de interés relacionados con el tema:
Punto de vista de CONCAPA
Punto de vista de ANPE
Punto de vista de FETE-UGT
Punto de vista de CCOO

Mención aparte merece un documento  tan meditado  y racional como bien escrito cuyo contenido dejamos para otra ocasión con la intención de dedicarle el espacio que merece. Nos referimos al documento Pacto de Estado Para Mejorar la Educación en el Estado Autonómico presentado por el Colectivo Lorenzo Luzuriaga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s