Sobre el mito ni-ni

El estigma de la generación ni-ni ha caído sobre nuestros jóvenes, muchos de los cuales están en nuestras aulas.

Está visto que preferimos lo abstracto, lo concreto nos parece demasiado mundano e irrelevante. Este prejuicio, que Nietzsche llamó egipticismo, nos hace ver universales platónicos por todas partes. La historia de la ciencia no sería sino una serie indefinida de mitos y leyendas sin esta obsesión nuestra, pero no deberíamos dejarnos engañar por ella. Necesitamos estar alerta para no tomar las conceptos que inventamos para ordenar y entender la realidad por la realidad misma, que es precisamente lo que hacemos cuando aceptamos las categorías que usan los sociólogos para analizar la realidad social o los medios de comunicación para identificar al conjunto de los jóvenes, como verdades incuestionables o universales platónicos, existentes en sí mismos y válidos para todos los individuos comprendidos en un determinado segmento de edad.

El resultado suele ser, salvo honrosas excepciones, un conjunto de adjetivos descalificadores de la conducta y los valores de todos nuestros jóvenes: vividores del momento, enemigos de responsabilidades, hedonistas, vagos, gorrones de sus padres, sin ideología, defensores de causas tan absurdas como el derecho a beber en plena calle…

Como afirman Pere Ruseñor y Javier Salas en su interesante artículo titulado “La generación perpleja”,

“La generación más formada y viajada de la historia de España tiene que luchar contra los peores estereotipos”.

Asimismo, un conocido publicista, antiguo asesor de Felipe González y Jordi Pujol afirma en el citado artículo:

“justo cuando hay un stock de cerebros como nunca ha existido, se cierran las posibilidades de prosperar con los viejos esquemas“.

No debería sorprendernos entonces que algunos de los más jóvenes se sientan perplejos, casi tanto como para tener que inventar una nueva forma de vida más basada en el ser que en el tener. Menos crédula con respecto a los metarrelatos tradicionales, más cercana a la lírica de lo concreto que a la épica de lo abstracto.

Anuncios

Un pensamiento en “Sobre el mito ni-ni

  1. Pingback: La autoridad ha muerto. Viva la autoridad. Tertium datur y está en la tétrada Internet/Móvil/Nube/Social Media — Filosofitis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s